Un espacio creado para compartir el maravilloso mundo de la literatura. Dedicado a mi querida maestra Gladys de Freitas

23 jun. 2014

Ana Isabel, una niña decente.



Ana Isabel, una niña decente es la novela más conocida de la escritora venezolana Antonia Palacios. Fue editada por primera vez en 1949 y es considerado unos de los títulos más importantes de la literatura venezolana.

Según la misma Antonia Palacios, Ana Isabel es una obra parcialmente autobiográfica: "Mi infancia fue terrible, porque mi padre era epiléptico y mi madre me crió en una atmósfera de ternura, pero muy miserable, y la única evasión que yo tenía era montarme en el techo, soñar e imaginarme cosas. Y empecé a escribir esas cosas creadas en mi mente, así nació Ana Isabel". En la misma entrevista, confesó que de los diecisiete libros que escribió, Ana Isabel y Textos del desalojo (1973) eran sus favoritos.

La novela relata en tono coloquial la pérdida de la infancia de una niña llamada Isabel, desde los ocho años hasta la pubertad, en la Caracas de comienzos del siglo XX. A decir de Lus María Rivas, en el libro Nación y Literatura, leemos: "la niña protagonista, de carácter soñador, se convierte en una testigo de su época, porque la observa desde afuera, desde el desconcierto infantil que no entiende porque hay niños que no son "decentes". La precariedad de su condición social, entre la pobreza y el abolengo familiar, heredado con los apellidos de viejos próceres del país, la convierten en un personaje sin un claro sentido de pertenencia, que oscila entre dos mundos: el de la plaza Candelaria, donde juega con los niños de los cerros, y el de la escuela, donde tiene compañeros de familias acomodadas."


Palacios narra la pérdida de la niñez se Isabel como un viaje que culmina en el reconocimiento de la transformación que la convierten de "una niña decente" en una mujer adulta. Sin duda; Ana Isabel, una niña decente es una novela ideal para todas las edades, pero más aún para esas chicas que transitan por ese camino de la niñez a la adolescencia.